Hoy es un gran día, nos estamos levantando en contra de todo aquello que quiere reducir las apreciadas libertades que intentamos gozar a través de Internet. Ya antes habíamos peleado con SOPA, PIPA, la ley Lleras entre otras; pero ahora llego el momento de pelear por el respeto a nuestra privacidad con todo lo que se ha hecho público con los escándalos de la NSA.

Muchos países, quizás por moda, o quizás por tanto escándalo originado por filtracciones en la red o quizás porque creen en la transparencia; han comenzado a publicar sus datos en inventarios públicos conocidos como OpenData. Una muy interesante idea pero que está quedando con limitantes de acceso debido a que o por falta de conocimiento o simplemente por hábito (un mal hábito por cierto) estos se publican dentro de formatos que no son fácilmente distribuibles y tampoco son necesariamente visualizables.

Recuerdo que en las muchas veces en que he oído a Richard Stallman, él realiza hace un chiste sobre qué es ser un pirata y sobre que nosotr@s aquell@s que pirateamos, no asaltamos barcos. Es innegable, que en los países en vía de desarrollo como en el que vivo, piratear es una actividad que se ha convertido en algo cotidiano, pero hay que entender lo que realmente hay detrás de todo lo que significa piratería desde el lado del autor como del lado de las personas que recurren a ella.

Con todo lo que se ha hablado con respecto a la usabilidad de Debian y sus cambios de interfaz, quisimos saber qué tanto ha sido el cambio y cómo lo perciben l@s usuari@s; para poder realizar esta actividad decidimos apoyarnos en la experiencia actual de Albita, nuestra mamá linuxera quien en su local ha implementado el uso de Debian para prestar el servicio de Internet y ofimática; y quien ha percibido de primera mano la real percepción de las personas que no son expertas en GNU/Linux al momento de enfrentarse con las tareas comunes al momento de hacer uso de un computador.

Hacer referencia al uso de nuevas herramientas tecnológicas es buscar una forma de que una persona como docente de formación del personal del mañana transmita de forma adecuada los conocimientos necesarios para que se pueda establecer un aprendizaje.