La rueda, ese invento que revolucionó todo, que ha permitido que la humanidad esté donde está, es una de aquellas cosas que aún desconocemos quién es su inventor y en dónde lo hizo, porque a pesar de existir restos arqueológicos de la rueda en la mayoría de los continentes y aunque es lógico que debe tener un único origen aún no es claro en qué parte del antiguo continente alguien puso a rodar las cosas.

Hace un tiempo escribí sobre el riesgo que Oracle abandonara OpenOffice y que dicha suite muriera porque nadie le estaba dando mantenimiento, en ese momento las esperanzas estaban puestas en GO-OO (Un conjunto de parches para portabilidad de Open Office) y en el naciente Libre Office.

Internet fue concebido originalmente como una red militar que pronto se convirtió en una red interuniversitaria; luego creció y se convirtió en lo que es ahora, un gran mundo virtual dentro del gran mundo real. De igual manera como la imprenta que revolucionó su época y fue un factor catalizador en los cambios intelectuales, económicos y sociales; Internet ha tenido un efecto similar, y se ha convertido en el medio de expresión de muchas voces, lo que ha facilitado ampliar el espectro de opciones en todos los sentidos de la vida diaria y ha permitido que el conocimiento fluya por las redes como cuando la imprenta acercó los libros a las mayorías.

Un oráculo en la antigua Grecia predecía el futuro de las actividades de los pueblos, una figura similar fue utilizada en la película Matrix, donde el Oráculo predecía el futuro de la humanidad atrapada en la matrix. Este nombre en inglés es el de la empresa Oracle quien está detrás de uno de los motores de bases de datos más robustos y utilizados a nivel mundial y quien se ha convertido en un claro enemigo del FOSS.

En muchos lados se leen cosas sobre que el escritorio de GNU/Linux ha muerto, sobre que GNU/Linux ya lleva mucho tiempo tratando de derrotar a Windows en los hogares y que esta ha sido una batalla infructuosa debido a que el escritorio no es lo que espera el usuario Windows y que sus constantes cambios no han llevado a nada. Yo no creo que las cosas sean así, así que aquí van mis impresiones.