De alguna manera premonitoria para lo que aparecería en 2013, en 2010 se comenzó a hablar de un proyecto cuyo principal fin sería que los contenidos que a diario colocamos en las redes sociales y que al final de una u otra manera no son nuestros vuelvan a ser nuestros realmente gracias a un servidor personal conocido como FreedomBox.

Eben Moglen, es un abogado estadounidense líder de la Software Freedom Law Center, un grupo de abogados que defienden a los activistas del FOSS además de servir como consejeros jurídicos a la Open Source Initiative y a la Free Software Foundation. Moglen, además de ser pieza fundamental en el andamiaje tras la GPLv3, comenzó en 2010 a hablar sobre FreedomBox y para coordinar este proyecto creó la Freedom Box Foundation, la cual dirige los esfuerzos de desarrollo del proyecto FreedomBox.

Su acogida ha sido tal que a través de crowdfunding lograron recaudar, más de 86 mil dólares cuando se esperaba recaudar 60 mil en 30 días. El proyecto ya posee una página en la wiki de Debian donde explican en qué consiste la idea y cuales son los avances del proyecto.

La idea de FreedomBox, es crear un sistema distribuido conformado por computadores corriendo FreedomBox (basado en Debian por cierto) desde sus casas y así que la información esté en manos de sus dueños naturales y no de corporaciones que puedan venderla al mejor postor o entregarla a los gobiernos de manera abusiva. Así mismo proveer todos los servicios de comunicación que usamos por Internet como correo electrónico además se servir como un medio de comunicación en tiempos de crisis. 

Actualmente, el proyecto ha terminado una especie de servidor proxy llamado Privoxy el cual permitiría que la navegación sea más segura ya que manejaría encriptación de la información intercambiada. Privoxy, puede funcionar en GNU/Linux, Mac OSX, Windows y otros sistemas operativos.

El proyecto contínua recibiendo voluntari@s para pronto poder entregar una solución simple y económica a nivel principalmente de hardware para que las redes sociales sean realmente redes sociales y no un servicio proveído por un tercero que hace de las suyas con nuestra información. En este sentido la idea es comenzar con la red social Diaspora la cual a pesar de tener sus servidores permite conocer el código fuente de su funcionamiento mediante una licencia AGPL.

Imagen tomada de https://wiki.debian.org/es/FreedomBox