La reputación de Debian está fuera de sintonía con lo que realmente ofrece. En estos días, Debian parece estar disfrutando un modesto retorno entre los usuarios experimentados. Difícilmente pasa una semana sin que no se oiga en las redes sociales una noticia de que dos o tres personas está mirando a Debian con otros ojos.

Este interés renovado puede ser reflejo del aumento de la desilusión con Ubuntu, distribución basada en Debian y que otrora había tomado su lugar en popularidad entre los usuarios GNU/Linux. Ciertamente, refleja una disposición creciente, en el transcurso de los últimos dos años, de los usuarios enojados con el Unity de Ubuntu, en experimentar nuevas distribuciones con Gnome 3. Siendo Debian una de las distribuciones más antiguas y especificamente enfocada en las opciones del usuario, Debian parece confíable en medio de tanta incertidumbre.

Aún así, muchos usuarios dudan en cambiarse a Debian. La distribución está rodeada por mitos, muchos de ellos relacionados a la impresión de que está diseñada para especialistas y que es tan difícil como usar Gentoo o Linux From Scratch. Sin embargo, la mayoría de esos mitos o están desactualizados o son medias verdades que necesitan ser enteramente analizadas. Como en cualquier distribución, la experiencia del usuario en Debian viene tanto de los aplicativos como de la propia distribución. Si estaba cómodo con KDE o LXDE en Fedora o Mageia, se deberá sentir cómodo también como ellos en Debian. Incluso si alguno de esos mitos fueran verdad, ninguno de ellos podría fundamentar alguna razón para no darnos una oportunidad con Debian.

9. Debian es difícil de instalar

La verdad sea dicha, Debian fue una de las últimas distribuciones en tener una instalación fácil de usar, y mucho menos en modo gráfico. Sin embargo, una revisión del instalador basado en texto fue aplicada en 2005, y una versión gráfica en 2007, siendo que ambos son prácticos, aunque están lejos de ser amigables.

El que pueda ser intimidante y que ambas versiones del instalador exigen una contribución significativa del usuario. Si quiere, puede ajustarlos indefinidamente. Aunque así mismo, si usted no tiene idea de qué es Linux, usted aún puede instalar Debian con éxito añadiendo un nivel básico de detalles, aceptando sugerencias del instalador leyendo la ayuda.

Ha utilizado alguna vez el instalador especializado de Ubuntu? Si si, ya usó una versión del instalador de Debian, y puede usarlo a partir de esta experiencia de primera mano.

8. Los usuarios deben mantener un mismo grupo de repositorios

Muchas personas están conscientes que Debian tiene tres repositorios principales: Testing, unstable y stable. La mayoría también están conscientes que un paquete pasa a unstable después del cumplimiento de las normas básicas, entonces pasa para testing y, finalmente, para stable cuando una liberación general es hecha. Sin embargo, los usuarios potenciales temen comprometer sus sistemas por cuenta de la elección de un repositorio inadecuado para sus preferencias.

Por otro lado, los usuarios experimentados de Debian conocen mejor las posibilidades de los repositorios. Los usuarios que están configurando un servidor o que exigen el máximo de confiabilidad por algún motivo cualquiera, generalmente trabajan con el repositorio stable. Sin embargo, otros usuarios, especialmente en estaciones de trabajo independientes, acostumbrar mezclar y combinar los repositorios para producir sistemas híbridos.

Aunque, estos sistemas híbridos exigen cuidado. Generalmente, se debe evitar mezclar y combinar paquetes del sistema central (los llamados paquetes base). Una excepción va por cuenta del kernel, ya que el bootloader (Gestor de arranque), normalmente almacena varios kernels, de modo que si uno nuevo va a funcionar, usted aún puede reiniciar el sistema. De la misma forma, si usted tiene varias áreas de trabajo, si usted tiene varias áreas de trabajo, y tiene problemas con una de ellas, usted podrá utilizar otra interfaz, o una consola de comandos como último recurso.

Por otra parte, sigue siendo perfectamente seguro para actualizar las aplicaciones de escritorio para aquellos del repositorio unstable, ya que incluso si se producen problemas, su sistema básico debería arrancar todavía.

En otras palabras, desde que tome algunas precauciones, no está limitado a usar un único repositorio, a menos que lo desee así.

7. Unstable es inestable

Si, el repositorio unstable es inestable para los patrones Debian. Pero eso significa que, para los patrones de la mayoría de las otras distribuciones, los paquetes inestables son generalmente utilizables. La verdad es que muchos de las distribuciones derivadas de Debian muchas veces toman paquetes prestados directamente del repositorio unstable, con el fin de dar a los usuarios las versiones más recientes de los paquetes.

Sin embargo, el repositorio unstable pasa por algunos en que es mejor dejarlo quieto. Desde que los paquetes cumplan algunas normas mínimas, algunos paquetes enviados a unstable puede tener problemas de dependencias que pueden dañar el sistema de administración de paquetes, dejándolo inhabilitado para instalar otros paquete hasta que el problema sea resuelto.

Pero tales problemas generalmente son corregidos cuando son sometido al proceso de depuración. Usted también puede tener un número de opciones para la corrección en sus propio sistema. De la misma forma, usted debe evitar actualizaciones del repositorio unstable de Debian cuando está en medio de una transición de una tecnología hacia otra. Por ejemplo, hace algunos años, Debian cambió su manejador gráfico de XFree86 a X.Org y demoró un poco para hacer una transición que no le generara problemas a los usuarios.

Si usa unstable como repositorio principal o ocasionalmente en un sistema híbrido, necesita adquirir el hábito de estar atento de lo que está haciendo el proyecto Debian. Por ejemplo, cuando un congelamiento para un próximo lanzamiento es iniciado, no es una buena idea actualizar o instalar paquetes del repositorio unstable, porque algunos pueden haber sido puestos a prisa, con el fin de cumplir el plazo de congelamiento.

Sobre esas circunstancias, por una semana o dos, puede querer usar la opción -s para el apt-get para simular una actualización antes de realmente practicarla, para así evitar problemas.

6. Los paquetes de Debian son desactualizados

La verdad de esta afirmación depende del repositorio y de las circunstancias. Generalmente, el repositorio stable posee paquetes más antiguos que el repositorio testing, y aún probablemente más desactualizados que aquellos del unstable. Históricamente, el período medio entre los lanzamientos oficiales de una versión estable de Debian es de dos o tres años. Antes del lanzamiento de una nueva versión, una versión estable corriente puede estar bastante obsoleta, a pesar de que hayan ocurrido varias micro-liberaciones, backports y parches de seguridad que permitan que sea utilizable.

De esa misma forma, cuando un congelamiento es iniciado, dando lugar a una nueva versión, los contenidos de los repositorio testing y unstable se van volviendo más idénticos por el hecho de que no se permite la inclusión de nuevos paquetes en el sistema.

Por otro lado, en los primeros seis meses después del lanzamiento, una versión stable puede ser tan o cual como el repositorio de cualquier otra distribución.

Lo que es verdad es que la disponibilidad de paquetes depende del entusiasmo de los equipos de mantenedores, Las aplicaciones populares como Amarok pueden permanecer en el repositorio unstable por un período después que el proyecto principal anuncia una liberación.

Otros paquetes pueden demorar más para aparecer. El enfásis de Debian es la estabilidad, y el no tener sus paquetes en las últimas versiones. Si usted realmente quisiera un software más reciente, puede activar el repositorio experimental, pero no todos los paquetes que van el repositorio unstable aparecen primero en el repositorio experimental, y ese repositorio puede causar serios problemas.

En general, en la mejor de las hipótesis, la actualidad de los paquetes de Debian es la menor de sus preocupaciones. En cuanto todo el mundo gusta de la idea de tener las versión más reciente de todo, la mayoría de los aplicativos en el ambiente de trabajo libre son lo suficientemente avanzadas como para que las diferencias entre una versión y otra no haga como tal tanta diferencia.

5. Debian no es una distribución libre

No va a encontrar a Debian en la lista de las distribuciones libres licenciadas por la Free Software Foundation por dos razones: Primero, porque cada repositorio Debian contiene una sección no libre (non-free), bien como una sección contrib que consiste de software que es libre en si, pero depende de algún software no libre, y, segundo, porque incluye una opción de instalar firmware propietario en sus kernels.

Sin embargo, el instalador de Debian anima a los usuarios a instalar un sistema libre. Aquellos que quieren usar las secciones non-free y contrib tienen que adicionarlos a la lista de fuentes de repositorios propios. De la misma forma, los usuarios pueden optar por no utilizar firmware propietario al instalar. Con esas opciones, puede fácilmente instalar un sistema Debian totalmente libre si fue esa su elección.

4. Las imágenes de instalación son enormes, para descargar

Una versión completa de Debian puede ser contenida en 51 CDs y, es probable, que se pueda tomar más de 24 horas el poder bajarlos.
Aunque la mayoría de los usuarios prefieren un Live CD, o una imagen de instalación de red de 180 MB, o una instalación de tarjeta de 40 MB. La instalación llevará más tiempo a partir de esas soluciones porque ellas tienen que bajar de Internet los paquetes que no vienen con ellas mismas. Pero con ellas, puede estar listo para instalar en cinco minutos o menos.

3. Los mantenedores de Debian son muy hóstiles

Hace una década atrás, los mantenedores de Debian tenían una reputación de ser indiferentes, groseros y sarcásticos. Actualmente, podemos encontrar discusiones acaloradas en las listas de discusión del proyecto, pero de muchas maneras Debian es claro en sus hechos.

Una de las razones para el cambio reside en el hecho de que los mantenedores solitarios están cada vez más dando su lugar a los equipos y los miembros del proyecto están más preocupados por las buenas relaciones con las personas.

En los últimos años, el proyecto también instituyó un código de conducta para sus listas de discusión, una declaración de diversidad, un equipo anti-asedio y patrones de respeto para los eventos.

Si se destinan estos esfuerzos para fomentar un ambiente agradable o reflejar apenas una determinación entre los líderes de Debian para aparentar eso es una pregunta abierta. Pero es verdad que el proyecto Debian para un lugar más acogedor hoy que lo que era hace cinco años.

2. Debian no es compatible con Ubuntu

Esta afirmación es importante porque Ubuntu contiene documentación y aplicativos propietarios en sus repositorios que algunos usuarios pueden querer instalar. Además de eso, cuando un proyecto derivado desea un ciclo de liberación más corto, actualmente, prefieren hacerlo con Ubuntu.

El hecho es que, como Ubuntu toma prestados muchos de sus paquetes de la versión testing de Debian o de sus repositorios unstable, las dos distribuciones tendrán siempre un grado elevado de compatibilidad. Al mismo tiempo, Ubuntu continua en el proceso de diferenciarse de Debian y las otras distribuciones debian-like, luego, esa compatibilidad tenderá a caer con el tiempo.

Hasta donde sé, nadie control el nivel de esa compatibilidad. Pero, de acuerdo con una presentación hecha por el líder del proyecto Debian, Stefano Zacchiroli, en 2011, 74% de los paquetes de Ubuntu son obtenidos directamente de los repositorios de Debian y 18% son paquetes adaptados. (Los otros 7% restantes son obtenidos de los proyectos directamente). Estos números sugieren que dos de cada tres paquetes son compatibles en ambos sistemas. Probablemente, las oportunidades son aún mejores si el paquete no hace parte del núcleo del sistema.

1. Hoy Debian es irrelevante

En gran medida, Ubuntu ahora disfruta de la popularidad que Debian tenía una década atrás. Ubuntu es innovador en donde Debian está preocupado por la estabilidad, amigable con el usuario, donde Debian tiene una reputación de ser creado para los especialistas, se podría decir que Ubuntu tornó a irrelevante a Debian.

Un análisis más detallado, sin embargo, muestra que si Debian en sí es menos popular de lo que era antes, su influencia se ha vuelto mayor que nunca. Además de Ubuntu en sí mismo, 147 de las 321 distribuciones listadas en Distrowatch se basan en Debian. Agregando también las distribuciones derivadas de Ubuntu, llegaremos a 234 distribuciones directa o indirectamente derivadas de Debian (73% de las distribuciones existentes). Este es un crecimiento del 10% en relación ha dos años atrás, e incluye a tres distribuciones de las cinco más solicitadas - Linux Mint, Ubuntu y Debian.

en vez de decir que se volvió irrelevante, hoy Debian es más influyente que nunca. Se puede decir que se volvió el proyecto más grande para el escritorio Linux.

Viviendo sobre los rumores

Técnicamente y socialmente, Debian tiene muchos puntos a su favor. El mantenimiento del sistema asegura que personas que apenas están habituadas a proyectos fuera de las distribuciones estén habilitadas para supervisar sus paquetes, y las pruebas de estos paquetes incluyen patrones rigurosos.

Tan importante en cuanto a eso, está una de las más fuertes pruebas de que una distribución basada en la comunidad puede ser también exitosa como una que sea comercial. Algunos usuarios también apoyan por el simple hecho de la que ella ofrece una posición rígida y diferenciada en cuanto a software libre, que es independiente de la Free Software Foundation.

Entretanto, muchas personas acaban dejándose influencia por los mitos cuando piensan en adoptar a Debian - basados en rumores que nunca fueron verdad o que hace mucho tiempo dejaron de ser verdad.

Cuando resuelva revisar a través de los mitos, actualmente no tendrá motivo alguno para no considerar a Debian en vez de otras distribuciones que tienen una reputación mejor por cuenta de la facilidad de uso. Además de unas pocas calificaciones que mencioné, el Debian moderno merece ser un candidato serio cuando decida cambiar de distribución.

Traducido del portugués desde Espírito Livre