Imprimir
Categoría: Entérate

Ya hemos hablado anteriormente de Creative Commons para liberar trabajos editoriales. Pero investigando en la red encontramos que existe una licencia GPL diseñada explícitamente para el material editorial: la GNU Free Documentation License o como sería su sigla GFDL, o en español: Licencia de Documentación Libre GNU.

Al tener sus orígenes en la GPL, la GFDL da la posibilidad de copiar, redistribuir, y modificar el material editorial liberado bajo esta licencia. Claramente, también permite su comercialización pero si se genera un tiraje de más de 100 ejemplares es obligatorio entregar el "código fuente" de la obra o suministrar alguna ubicación de donde obtenerlo.

Aunque el propósito inicial de la GFDL, fueron los tutoriales y material educativo; también se puede usar para cualquier material textual. Uno de sus principales usuarios es la Wikipedia que distribuye sus contenidos con las licencias GFDL y Creative Commons Attribution Share-Alike.

La primera GFDL apareció en septiembre de 1999, posteriormente apareció una versión 1.1 en marzó del 2000, la versión 1.2 en noviembre del 2002 y desde noviembre del 2008 existe la versión 1.3 que es la que actualmente se utiliza.

Las condiciones para liberar algo como GFDL, son las siguientes:

- Todos los autores anteriores deben ser reconocidos y referenciados.
- Todos los cambios a la obra deben ser registrados.
- Todas las obras derivadas deben ser licenciadas como GFDL.
- El texto completo de la GFDL debe ser incluido junto con la obra.
- No se deben usar controles como DRMs para evitar cumplir con la GFDL.

Actualmente existen controversias entorno a la GFDL por su incompatibilidad con la GPL, pues algunas partes que son ambiguas permiten "fugas" dentro de la licencia. De todas formas esta es otra licencia que junto con la GPL nos dan la oportunidad de liberar los conocimientos a toda la comunidad.

 Imagen tomada de http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/4/42/GFDL_Logo.svg/500px-GFDL_Logo.svg.png