Luego de una larga espera como a las que nos tiene acostumbrado Debian, ha llegado su séptima versión la cual ha pasado de ser "testing" a ser estable y mostrarnos de nuevo que Debian es el sistema operativo universal como pregona su lema.

Aunque Potter y yo, ya llevamos varios meses explorando a Debian Wheezy y usándolo como sistema operativo en nuestro uso diario en nuestras casas, la ansiedad que genera que en los usuarios y seguidores de esta distribución es emocionante cada vez que la versión testing pasa a ser la versión estable. Aunque debo añadir que esta versión muestra un Debian mucho más maduro que las versiones anteriores y cada vez más cercano a los usuarios finales aunque sin perder su fortaleza como sistema operativo de servidores.

Entre las nuevas características de Wheezy está por un lado su soporte multiplataforma, lo que nos permitirá instalar paquetes de 32 y 64 bits en el mismo ambiente sin problemas de dependencias. Y por el otro lado, Wheezy provee soporte para UEFI aunque no para UEFI con Secure Boot, arranque que esperamos sea desterrado del mundo del hardware.

Wheezy viene para 73 idiomas, de los cuales, existen doce para las cuales existe instalador usando software de síntesis de voz para aquellas personas con problemas visuales que no poseen teclados Braille. Cuenta con 36.000 paquetes entre los que se destacan:

  • Gnome 3.4
  • KDE 4.8.4 y KDE Plasma
  • PHP 5.4.4
  • PostgreSQL 9.1
  • Python 2.7.3 y 3.2.3
  • Samba 3.6.6
  • Tomcat 6.0.35 y 7.0.28
  • Hipervisor Xen 4.1.4
  • Xfce 4.8
  • Nagios 3.4.1

Además que el equipo de Debian ha realizado un gran número de pruebas para asegurar la estabilidad de esta nueva versión de una de las distribuciones más usadas en el mundo. Y empezaremos nuestra cuenta regresiva para que Jessie pronto sea estable.

Imagen tomada de http://bits.debian.org/static/images/gotwheezy.jpg