Desde hace un tiempo se esperaba la introducción del UEFI para reemplazar la conocida BIOS, la noticia que en un principio causó gran expectativa ya que mejoraría un componente de los computadores que hacía ya mucho tiempo no había sido mejorado, además introduciría una gran mejora al implementar el GPT que permitiría manejar más de las cuatro tradicionales particiones primarias.

Todo iba muy bien y auguraba un excelente futuro hasta que Micro$oft tratando de detener la penetración de nuevos sistemas operativos en el mercado, decidió atacar: Su ataque era hacer que los dispositivos que manejen UEFI (No solo trabaja en PCs y portátiles, sino también en tabletas) solo permitiesen el arranque del sistema operativo siempre y cuando este esté firmado, es decir si el cargador de arranque del sistema operativo no posee la firma digital, dicho sistema operativo no podrá arrancar; el ataque es tan agresivo que incluso excluye de poder arrancar a sus propios sistemas operativos anteriores a Windows 8.

 

Lógicamente, esto generó grandes protestas en especial por parte de la FSF, lo que llevó a Micro$oft a ceder un poco con respecto a la restricción limitando solo la restricción a celulares y tabletas; de igual manera ya las principales distribuciones de GNU/Linux han trabajado en mejorar Grub para hacerlo compatible y que pudiese arrancar con UEFI. Aunque igual la batalla contínua y la FSF seguirá peleando con los fabricantes de hardware y con Micro$oft para que el "Secure Boot" sea retirado de todos los dispositivos ya que igual todo usuario tiene derecho a instalar el software que quiera en el dispositivo que quiera así sea una "Surface" de Micro$oft, de igual forma Google ha dado su propio golpe impidiendo que los celulares que usan Windows no puedan acceder a YouTube.

Cabe anotar que Google también se está cerrando con respecto a sus sistema operativo Android luego de haber permitido que apareciesen varios "forks", la guerra contínua y tal parece que el espectro de opciones libres tanto en computadores como en celulares y tabletas seguirá creciendo haciendo que medidas como el "Secure Boot" sean una forma arcaica de restringir las libertades de cada usuario.