En estos días de conmemoraciones por el día Internacional de la Mujer, varios medios internacionales hicieron análisis sobre el rol de la mujer sobre a muchos aspectos del mundo actual, desde como han ido escalando posiciones y ocupando cargos que en otros días solo estaban reservados para los hombres hasta como participan en igualdad de condiciones en política y ciencia. Dentro de algunos de esos análisis, hallé varios artículos sobre el tema que nos incumbe en este sitio: La tecnología, y así pude ver que la mujer hoy en día tiende a ocupar un nuevo rol más participativo en toda esta revolución tecnológica.

 

Pero en este sentido ocurren dos fenómenos bien particulares, actualmente son varias las mujeres en posiciones directivas en grandes empresas tecnológicas como Yahoo o Tech City pero del otro lado en el grupo de personas que están en la parte del desarrollo, la cantidad de mujeres se ha venido reduciendo. Es evidente que por razones socio-culturales el desarrollo está muy relacionado a esas personas llamadas comúnmente "geeks" que en general son principalmente hombres y que debido también a un fenómeno socio-cultural han tendido a ser personas aisladas del funcionamiento "normal" de la sociedad por lo que su interacción social con mujeres tiende a ser objeto de burlas y hasta de series de TV, así que de alguna manera se han construído espacios donde la presencia femenina es echada de menos o en el peor de los casos rechazada por un fuerte y a mí modo de ver temeroso machismo.

La idea hoy por hoy, es que se rompan dichos paradigmas y el espacio para la mujer "geek" se amplíe más allá de lo que muchas guerreras a nivel mundial han logrado conseguir, ya que el desarrollo tecnológico no es una revolución que necesite manos de uno u otro género sino la mayor cantidad de manos posible y en ese sentido movimientos como el Floss necesitan de todas las personas posibles sin importar su género, además que afortunadamente se ha ido rompiendo el mito que solo los hombres estábamos diseñados cerebralmente para las matemáticas o el desarrollo de software.

Como algunos saben, en algún período fui docente tanto de niños como de niñas en edad primaria; en esta etapa además de comprender que era el asombro quien estaba detrás del hecho de disfrutar del conocimiento también comprendí que el modelo educativo era orientado a educar solamente niños y que las niñas en medio de su desarrollo quedaban desubicadas dentro de un sistema predominantemente machista siendo simplemente acusadas de desinterés cuando realmente estaban atrapadas en esquemas que cambiaban a un ritmo masculino y no femenino. Durante mi trabajo, enseñando programación en Logo; las niñas aventajaban a los niños en análisis y resolución de problemas simples lo que me dió a entender que desde mi machismo estaba bastante equivocado y que si la educación en programación fuera un proceso contínuado tendríamos más chicas háckers como las que hoy conocemos en Europa Oriental.

Es claro que también en nuestro país la programación ha empezado a dejar de ser una actividad apetecida para pasar a ser considerada como una actividad de segunda clase siendo dejada de lado por actividades gerenciales, leyendo a Kathryn Parsons, he ratificado mi idea de que el mundo está en las manos de aquellos que escribimos código y complemento su idea diciendo que más allá de estar en la mano de l@s desarrollador@s está en las manos de aquellos que escriben código para compartirlo. Desde este último punto de vista creo que los grupos que apoyamos el Floss debemos pasar de la divulgación que se viene haciendo desde hace rato a producir código para empezar a enriquecer más al mundo Floss y en especial en español además de empezar a integrarnos en una comunidad que no tenga género a la hora de defender una causa que busca libertades tecnológicas pero que en algunos momentos adolece de equidad en materia de género.

Imagen tomada Flickr: http://www.flickr.com/photos/aigarius/5979331357/