Siempre que uno se acerca a algún geek para que se vincule al movimiento Floss su escape siempre estaba en que el hecho que los sistemas operativos Floss no permitían jugar, ya que los juegos estaban diseñados o eran nativos únicamente para aquellos sistemas operativos que todos conocemos. De la mano de dicho inconveniente, han surgido cientos de juegos nativos de sistemas operativos Floss pero igual aún sin contar con la complejidad de los juegos propietarios. Pero como viene pasando de un tiempo hacia acá, las cosas van cambiando para bien de la comunidad Floss. 

Así es como John D. Carmack, el hombre detrás de Quake y Doom, decide liberar el motor que hizo que ese par de clásicos hicieran las delicias de los adolescentes a finales del siglo XX; es bien conocido que Carmack es amigo del Open Source y duro detractor de las patentes.

 

De ahí en adelante, el motor Id Tech ha ido evolucionando y siempre luego de un proceso ha pasado a ser GPL permitiendo la portabilidad de dichos clásicos a GNU/Linux y la creación de juegos para distintas plataformas ya que el motor está escrito en C++ usando librerías OpenGL y con soporte para OpenAL (El que lastimosamente se ha ido volviendo propietario).

Pero no solo el "maestro" Carmack nos ha permitido, empezar a crear juegos que puedan ser libres; la Blender Foundation, la misma que nos ha proveído de la joya de la animación 3D; ha creado un motor que se integra con dicha aplicación: Blender Game Engine. Dicho motor construído desde cero en C++, ha sido el corazón que ha acompañado varios juegos de la Blender Foundation; el motor integra código en C y C++, así como una gran variedad de scripts en python (El lenguaje estrella detrás de Blender). Igual que Id Tech 4 trabaja con OpenGL y OpenAL, además de permitir el uso de GLSL (El lenguaje de sombras que maneja OpenGL, con una sintaxis muy parecida a C). 

Los tres proyectos más conocidos que usan Blender Game Engine son Yo Frankie! y Sintel (Basado en las películas Big Buck Bunny y Sintel de la Blender Foundation) y Boro Toro incluso premiado en Reino Unido. Estos dos motores adicionalmente a todas estas ventajas funcionales y de desarrollo tienen la capacidad de ser multiplataforma.

Adicional al hecho que hoy por hoy construir juegos multiplataforma Floss e incluso con herramientas Floss, ya se ha empezado a insinuar que se portarán juegos a GNU/Linux aunque lastimosamente juegos propietarios.