La música ha acompañado al ser humano desde tiempos antiguos, en los cuales los sonidos eran comunitarios, y el llamado de un tambor era de tod@s. Los tiempos cambiaron, y hoy la música es un negocio lucrativo para casas disqueras que viven de los derechos de autor de los creadores de cada melodía. Musicalizar un ambiente, colocarle una pista musical a un vídeo o a una presentación requiere pistas musicales libres y uno de muchos lugares para encontrarlas es Free Music Archive

Ya hemos hablado anteriormente de Creative Commons para liberar trabajos editoriales. Pero investigando en la red encontramos que existe una licencia GPL diseñada explícitamente para el material editorial: la GNU Free Documentation License o como sería su sigla GFDL, o en español: Licencia de Documentación Libre GNU.

Aunque suene paradójico y hasta ridículo, esta canción nacida en el idioma inglés, es la más popular del mundo según los Guinness Records, pero de la misma manera detrás de esta canción existe un complicado pleito legal por derechos de autor.

Hace ya varios años que las obras clásicas de la música pasaron a ser de dominio público, pero las interpretaciones de dichas obras no son de libre acceso, y muchas veces se requiere una interpretación abierta para así poder llevar la cultura y el arte a todas las personas.

Hace dos días se conmemoraron los treinta años desde que Richard Stallman anunciara los planes de crear un sistema operativo libre que bautizó GNU, en el grupo de noticias net.unix-wizards. Más allá de ser el anuncio del plan de construir un sistema operativo, fue el inicio de un movimiento que hoy conocemos como Software Libre y del cual hacemos parte.