Desde que aparecen las licencias que permiten la distribución de la propiedad intelectual de manera libre, siempre se ha relacionado dicha propiedad intelectual con software, música, imágenes y material literario; incluso con la aparición posterior de la licencia Creative Commons las obras que se empezaron a licenciar siempre fueron de dicho tipo.

Richard Stallman, siempre con ánimo de explicar la diferencia del término "free" para los angloparlantes, habla que cuando se dice "free software" no se habla de gratuito sino que se habla de libre ya que una cosa es "libre de costos" y otra que sea libre es decir que posea las cuatro libertades. 

Para hacerlo entendible, Stallman comúnmente recurre al ejemplo de la cerveza y habla que el "free" del software no es como el "free" de la cerveza gratis. Pues para sorpresa de muchos y muchas existen cervezas y gaseosas "libres" y abiertas. Para el caso de las cervezas existen: Una Free Beer y unas cervezas Open Source.

Free Beer (Vores øl, en danés), nace en 2001 como un proyecto conjunto entre estudiantes de IT de una univeridad de Copenhague (Dinamarca) y un colectivo artístico llamado Superflex. La idea era ilustrar los conceptos sobre los que está enmarcado el Software Libre aunque la receta de la cerveza está licenciada como Creative Commons. Como todo proyecto de software, la versión alfa ha sido mejorada con los aportes de los usuarios hasta tener actualmente una versión 4.1 de mucha mejor calidad. De igual forma, como un proyecto basado en los conceptos del Software Libre y Creative Commons, ha tenido un par de derivaciones basadas en la receta: La baiser de la princesse (De nacionalidad suiza y un nombre bien sugestivo, porque en español sería algo así como el beso de la princesa) y Affichage Libre (De nacionalidad francesa, algo así como muestra libre o gratis y usada para amenizar el encuentro mundial de Software Libre de 2011).

De alguna manera similar a la realidad del software, las cervezas Open Source han tenido un enfoque más comercial que el de Free Beer. Dichos proyectos han sido atribuido a un par de cervecerías a nivel mundial las cuales producen la cerveza sobre pedido. Existen documentación sobre Flying Dog Brewery en Estados Unidos que ha comenzado a producir cerveza Open Source y sobre Brewtopia en Australia que realiza la misma actividad.

Dejando un poco el alcohol atrás, existe una OpenCola; es una gaseosa cuya receta fue licenciada con la GPL. La OpenCola nació en Toronto, Canadá el 27 de enero de 2001 y actualmente está en la versión 1.1.3. OpenCola de una manera similar a Free Beer nació para explicar los conceptos del Software Libre pero terminó haciéndose famosa por su posición opuesta a la de las grandes compañías que producen gaseosa, ya que la compañía OpenCola desarrollaba software y no hacía gaseosas. La receta puede ser encontrada en la Wikipedia y en distintas páginas aunque con algunas instrucciones para no fracasar en el intento de hacer gaseosa.

Cabe anotar, que se cree que las recetas no se ajustan a los estándares de derechos reservados; pero igual es claro que el secreto industrial ha primado sobre estas e incluso sobre la propiedad pública que implican aquellas recetas que son tradición cultural. Esperemos que el avance de la lucha por la propiedad pública de las tradiciones no muera en manos de las corporaciones y que tengamos que luego hacer un OpenMazato o una OpenAguaPanela en señal de protesta.