Como es tradición la Debian Foundation ha nombrado a su versión estable como un personaje de Toy Story, Debian 8 será conocido Jessie, la vaquerita que apareció en la segunda entrega de las películas de Disney (Aún me pregunto, ¿cómo harán para los derechos de los nombres?). Hoy 25 de abril se libera como estable dicha versión y en nuestro grupo hemos venido probándola desde octubre del año pasado y les contamos aquí como nos ha ido.

 

Es evidente que en la medida que ha evolucionado Debian, también lo ha hecho Gnome; el escritorio por defecto para esta versión es Gnome 3 que muestra una mayor dinamicidad con respecto a sus anteriores versiones. En mi opinión, es evidente que aquellas criticas con respecto a lo poco amigable de la interfaz de usuario de GNU/Linux y particularmente de Debian han sido superadas.  

Con respecto al hardware, aunque todo funcionaba correctamente tuve que instalar algunos firmwares para corregir algunos mensajes que me aparecían al actualizar paquetes con aptitude. Con respecto a la aceleración gráfica, teniendo en cuenta como funcionan los dispositivos actualmente tuve que instalar bumblebee (del cual espero hablar en un futuro) y la aceleración corre perfectamente. No tuve problemas con la red inalámbrica aunque ya había dejado de tenerlos desde Squeeze.

Bueno, necesariamente hay que hablar sobre systemd; en lo personal en rendimiento no es muy notoria la diferencia; entiendo las diferencias a nivel de arquitectura y toda la controversia que se armó al respecto, creo que es algo parecido a las discusiones sobre Ubuntu con Unity o con Gnome. Igual creo (no estoy seguro) que está por defecto pero es modificable, como normalmente han sido las cosas con Debian.

De otro lado para ser la versión 8 siento que está más maduro que otros sistemas operativos que van en la versión 10 (Si, ustedes saben a cuál me refiero); la propuesta de hacer menos místico y más humano a Debian se está logrando y es algo que me alegra porque soy un debianero al 100% y en cierta medida, si nos han leído se darán cuenta que Debian es la distribución favorita del grupo.

Pues nada, muy contento que Jessie ya sea la versión estable, que Squeeze igual sea LTS (Long Term Support) hasta febrero de 2016, que Wheezy igual siga teniendo soporte y que ahora comience la cuenta regresiva por Strech, el pulpo que espero ayude a abrazar nuevos seguidores a esta gran familia Debian.

Imagen tomada de: http://lignux.com/wp-content/uploads/2014/07/debian_8_jessie.jpg